Rock & Roll para Muñones

Lecciones de guitarra gratuitas, para muñones como tú.

Las Cuerdas de Guitarra

Publicado en Dudas Frecuentes

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Tipos de cuerdas

En general podemos distintguir entre tres tipos de cuerdas:

·  cuerdas para guitarras españolas, de nylon.

·  cuerdas para guitarras eléctricas. Núcleo de acero y recubrimiento de níquel.

·  cuerdas para guitarras acústicas. Núcleo de acero y recubrimiento de bronce.

Lo primero y una de las cosas más importantes a tener en cuenta: En una guitarra española SÓLO SE DEBEN PONER CUERDAS DE NYLON.

Las cuerdas metálicas requieren una tensión mayor que las de nylon. Las guitarras españolas no están preparadas para soportar esa tensión, porque no tienen "alma" (una barra metálica por el interior del mástil que evita su deformación). Si pones cuerdas metálicas a una guitarra española es muy probable que la ocasiones daños difíciles de reparar.

Las cuerdas de guitarra acústica normalmente están hechas de un núcleo de acero con un entorchado de bronce (el entorchado es el hilo metálico que está enrollado alrededor del nucleo en las cuerdas más gruesas).  Suelen ser más duras de tocar que las cuerdas de guitarra eléctrica, porque deben conseguir que la guitarra acústica entregue un volumen alto, y para ello trabajan con mayor tensión. Si intentas hacer bendings, o técnicas similares de guitarra eléctrica en una acústica que monte estas cuerdas, te costará mucho más.

En las eléctricas, al ir amplificadas, esto no es necesario y los materiales se eligen tratando de mejorar el sonido desde un “punto de vista eléctrico”. Así que las cuerdas de eléctrica están hechas de un núcleo de acero con un entorchado que por lo general es de níquel.

En una guitarra acústica puedes poner cuerdas de guitarra eléctrica sin problemas, para que te resulte más fácil de tocar, pero el resultado desde el punto de vista de cuerpo y volumen será peor.

Desde el punto de vista del entorchado podemos diferenciar dos grandes tipos: Cuerdas con entorchado redondo, que es el más habitual tanto en guitarras eléctricas como acústicas. Y entorchado plano usado habitualmente en guitarras de jazz. Da un sonido menos brillante, más cálido, y adecuado para este estilo. Son más suaves al tacto y no hacen ruido cuando deslizamos los dedos sobre las cuerdas. Suelen ser por lo general más caras.

Aunque esta es la idea básica, ten en cuenta que existen distintos tipos de entorchados, tanto para eléctrica como para acústica, y cada uno de ellos tiene un sonido ligeramente diferente

Por otro lado, existen también las cuerdas con recubrimientos especiales, que tienen como objetivo prolongar la vida de las cuerdas. Normalmente las encontrarás referenciadas como “coated”. El precio de estas cuerdas puede triplicar el de unas cuerdas normales, pero también triplican el tiempo de vida, al proteger mucho mejor frente a la corrosión del sudor de los dedos.

Calibres de las cuerdas

Los juegos de cuerdas pueden tener distintos calibres (grosores).

Por lo general, cuanto más gruesas sean las cuerdas, el sonido será más "redondo", más "lleno". La estabilidad de la afinación será también mayor, cuando las cuerdas sean más gruesas. Por contra te resultarán claramente más duras al tocar.

Elegir un calibre u otro es cuestión de gustos. Tienes que probar y elegir lo que mejor te funciona a ti.

Ten en cuenta que si cambias los grosores de las cuerdas también estás cambiando la tensión a la que está sometido el mástil. Por lo que tras un cambio de calibre de cuerdas, muy probablemente tendrás que hacer ajustes en el alma y en las silletas de quintaje.

Los calibres de las cuerdas se suelen medir en pulgadas. Puedes encontrarte juegos de muchos calibres diferentes. Para eléctrica los más usados son los que tienen en la primera cuerda un grosor de 0.009, o 0.010 pulgadas.

Al hablar de calibres de cuerdas es habitual hablar del de la primera cuerda del juego. Así que muy probablemente escucharás cosas como tengo puesto un juego “cero nueve” o “cero diez”.

Los calibres típicos para estos juegos de cuerdas son estos que se indican a continuación:

(009-042): .009 .011 .016 .024 .32 .042

(010-046): .010 0.013 .017 0.26 .036 .046

Pero hay muchos más. Puedes encontrar pequeñas variaciones entre los calibres del resto de cuerdas. Y también puedes encontrarte juegos más gruesos, en los que la primera cuerda sea incluso una .013 (normalmente para jazz) y también juegos más finos en los que la primera sea una .008

Cuidado de las cuerdas

Las cuerdas primera, segunda y tercera de eléctrica suelen estar recubiertas de una capa fina de níquel.

Esta capa desaparece después de las primeras horas de uso, haciendo que el sonido de las cuerdas sea menos brillante. Sin esta capa, las cuerdas son más vulnerables a la oxidación. Por eso es muy importante limpiar las cuerdas siempre después de tocar. (Deja un trapo siempre en el interior de la funda de la guitarra)

Para limpiar las cuerdas, pasa un paño seco  por cada cuerda, cogiéndolas una a una . Es decir, no te limites a pasar un trapo por encima del conjunto de cuerdas. Límpialas una a una  y trata de eliminar el sudor que queda por la parte inferior, que a la larga las oxidará. 

Cambio de cuerdas

Las cuerdas primera segunda y tercera comienzan a perder brillantez en el sonido en cuanto desaparece la capa de níquel.

Lo mismo ocurre en las cuerdas entorchadas (cuarta, quinta y sexta), aunque estas no tienen esa capa. El sonido empieza a apagarse poco a poco.

Al cabo de un mes (depende también de las horas que toques al día) el sonido ya es notablemente distinto al de un juego nuevo.

Conviene cambiar las cuerdas frecuentemente,  cada uno o dos meses si tocas una hora al día. Aunque si no te lo puedes permitir, tampoco pasa nada porque esperes más tiempo... Simplemente ten en cuenta que el sonido va cambiando...

Cuando cambies las cuerdas, cámbialas todas a la vez.

Una cuerda nueva tiene un sonido mucho más brillante que una cuerda usada. Si por ejemplo se te rompe una cuerda y pones una cuerda nueva, manteniendo  el resto de cuerdas viejas, el sonido será desequilibrado. La cuerda nueva brillará más.

Nuevamente, si no te puedes permitir cambiar todas las cuerdas, tampoco pasa nada...

 IMPORTANTE: Después de cambiar una cuerda, ESTÍRALA

Las cuerdas nuevas se deforman. Cuando coloques una cuerda nueva en la guitarra, afínala y a continuación tira de ella hacia ti. En dirección perpendicular al mástil. Si compruebas su afinación verás que después de estirarla está desafinada. Se ha deformado. Afínala, y repite el proceso. Vuelve a tirar de ella hacia ti varias veces, y comprueba nuevamente la afinación.

Repite el proceso hasta que la cuerda no se desafine. Si pones un juego nuevo de cuerdas y no las estiras, puedes estar una semana en la que la guitarra se te desafine constantemente. Estirando las cuerdas evitarás problemas de afinación.

Sobre el tema de cambiar todas las cuerdas a la vez...

Los mástiles de las guitarras acústicas y eléctricas llevan por su interior una barra, llamada alma. Esa barra tiene como finalidad compensar la tensión que las cuerdas hacen sobre el mástil.

Voy a representar el mástil con un paréntesis y las cuerdas con una "I".

Las cuerdas tiran del mástil, tendiendo a curvarlo de forma cóncava. Es decir así: (I

El alma tiene como finalidad impedir esa curvatura, y tiende a curvar el mástil así: )I

El resultado de ambas tensiones es que el mástil queda recto. El alma, la barra interior, se puede curvar en mayor o menor medida, por medio de un tornillo accesible normalmente en la pala de la guitarra. Debe ajustarse de forma que el mástil quede recto.

Si quitas todas las cuerdas a la vez, la tensión que ejercían las cuerdas desaparece, quedando únicamente la tensión del alma. Es decir, el mástil poco a poco irá curvándose así: )I

La madera va deformándose poco a poco. Aunque hay una deformación inmediata, poco a poco se van produciendo variaciones mayores. Por eso no es conveniente dejar la guitarra sin cuerdas durante demasiado tiempo. (Hablo de días)

Pero puedes perfectamente quitar todas las cuerdas para cambiarlas, y aprovechar para limpiar el diapasón y el mástil. La guitarra no se va a estropear. Es peor dejar por ejemplo puestas las cuerdas 5 y 6, y dejar sin poner el resto... Eso hará que haya una zona del mástil en la que la tensión del alma se compense con las cuerdas, y otra zona del mástil en la que no exista esa compensación. Como resultado, el mástil se retorcerá y ese tipo de deformación es mucho más complicada de solucionar.

Aquí tienes un esquema de cómo colocar una cuerda correctamente para que no se desafine:

cuerdas guitarra Las cuerdas de la guitarra tocan con los trastes al tocar.

A ese ruido se le conoce como "trastear". Pasa hasta en las mejores familias...

Las cuerdas al pulsarlas vibran. Si están bajas, al vibrar pegarán con los trastes.

Si subes las cuerdas, desaparece el "trasteo", y la guitarra suena con más cuerpo... Pero es más difícil de tocar...

Al final tienes que elegir... Cuerdas altas y mejor sonido, o cuerdas bajas y mayor comodidad...

Sí que puedes tener un problema si en algún traste en concreto el "trasteo" es mucho mayor que en los demás, o si al forzar una cuerda, en algún traste se apaga el sonido... Eso puede ser debido a una  mala nivelación de los trastes, a desgaste de los trastes, o a un mal apoyo de la cuerda en el puente o en la cejilla.

Índice Dudas Frecuentes

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!

 

 

 

 

 

 

Log in to comment
×
x

Ventana Turbomanual3 

Esta ventana no se muestra a los usuarios registrados