Rock & Roll para Muñones

Lecciones de guitarra gratuitas, para muñones como tú.

¿Qué amplificador me compro?

Publicado en Dudas Frecuentes

Voy a hablar aquí de los amplificadores tipo "combo", es decir de los que integran el altavoz y el amplificador propiamente dicho, dentro de la misma caja. Por precio y comodidad de transporte, este formato es el elegido por la mayoría de los guitarristas,  en lugar de la combinación "cabezal + bafle de extensión" (más molona, pero más cara y por lo general menos práctica)

A la hora de comprar un amplificador, las preguntas que te tienes que hacer son:

"¿Qué potencia necesito?"  "¿Dónde voy a usar el ampli?" y "¿válvulas o transistores?"

La potencia del amplificador. Uno de los parámetros fundamentales a la hora de elegir un amplificador, es su potencia. En general, mayor potencia implica mayor tamaño y peso, ya que el altavoz deberá ser más grande. Como resultado el sonido será también más rico en graves, con más cuerpo. El inconveniente es que son más difíciles de transportar y también, por lo general, más caros.

Las válvulas. Otra consideración importante, tanto para la calidad del sonido, como para la potencia, es el tipo de electrónica usada. Existen amplificadores de "válvulas" (lámpara, valves, tubes) y amplificadores de transistores (solid state).

Las válvulas son unos chismes con pinta de bombillas, que se usaban hace 40 años en todos los aparatos electrónicos, hasta que se inventó el transistor. A partir de ese momento dejaron de usarse en casi todos los aparatos, salvo en los amplis de guitarra y de Hi-Fi y alguna cosa más.  Para que te hagas una idea, un microprocesador de un ordenador tiene miles de millones de transistores. Imagínate que para que funcionase tu ordenador necesitases 1.000 millones de bombillas... Por suerte los amplis de guitarra suelen tener menos de 10 válvulas.

Por eso, en general, los amplificadores de transistores son mucho más baratos, más pequeños y de menor peso para la misma potencia, y además requieren menos mantenimiento. Y como a los guitarristas nos gusta lo complicado, normalmente nos gusta más el sonido de los amplificadores a válvulas.

Internamente, (no es algo que tú veas) los amplificadores tienen normalmente "dos etapas". Una etapa de preamplificación o "previo", que sube un poco la señal de la guitarra, y es donde se le da la ecualización y el nivel de distorsión al sonido, y luego una etapa de potencia que es en la que se le da el volumen final.

Existen amplificadores que son completamente de válvulas (previo y etapa de potencia), amplis híbridos, con válvulas en el previo, y transistores en la etapa de potencia, y amplis de transistores, que no usan válvulas.

Un amplificador de válvulas lo puedes poner al 10 sin problemas. Las válvulas, los elementos que entregan la potencia del amplificador, funcionan mejor cuando se calientan, cuando les das caña. En cambio, en los amplis de transistores ocurre lo contrario. Si le das "chicha" durante mucho tiempo, te lo puedes cargar.

Por eso, a igual potencia nominal, los vatios de un ampli de válvulas "valen" más. Es decir, con un ampli de 25W de transistores, no puedes esperar tocar con un batería y otro guitarrista, porque no lo pondrás a tope, así que no te oirás. Con un ampli de 25W de válvulas sí puedes tocar con un grupo, porque le puedes dar caña sin miedo. Además el ampli entrará en la zona donde mejor suena.

Otras características. Cuando compres un amplificador querrás probablemente que tenga 2 canales, uno "limpio" y otro "saturado" o de distorsión. (Puede recibir muchos nombres...drive, distorsión, gain, boost... ) Normalmente los amplificadores tienen un botón (o incluyen un pedal) para pasar de una canal a otro, permitiéndote obtener sonidos limpios en un canal y sonidos distorsionados en el otro. Por lo general la distorsión de los amplificadores a válvulas gusta más a los guitarristas que la distorsión producida por transistores.

Hay amplificadores que tienen un solo canal pero tienen un potenciómetro "gain" (o boost, drive, distorsion...), que aumenta la distorsión del sonido. Esto hace que suba el volumen también. Simplemente se sube ese potenciómetro para tener el nivel de distorsión que queremos y se ajusta el volumen final con el potenciómetro de volumen general (volumen o master).

También hay amplificadores con tres y hasta cuatro canales. Normalmente estos canales suelen diferenciarse en la cantidad de ganancia (distorsión) que pueden conseguir.

Otro efecto que suelen traer los amplificadores es la Reverb, que es una especie de eco, que hace que el sonido tenga mayor profundidad... Para que te hagas una idea es como si tocases en una iglesia...

Y después de estas ideas, la última pregunta a hacerse a la hora de elegir un amplificador es...

¿DÓNDE VOY A TOCAR LA GUITARRA?  

En casa. Si no vas a tocar nada más que en casa,  lo normal es que elijas un amplificador de poca potencia. Hasta hace poco, los amplificadores "pequeños" eran de 15W. Últimamente han aparecido en el mercado un montón de amplificadores de menor potencia, ya que para tocar en casa 5W serán suficientes. Ten en cuenta que para multiplicar el volumen por dos, la potencia debes multiplicarla por 4. Es decir, un ampli de 5W te da la mitad de volumen de uno de 20W. Normalmente en casa no sacarás provecho a una potencia mayor de esos 5W, porque tendrías a los vecinos a la puerta en cuestión de minutos...

Como ya comentamos, una potencia mayor, suele implicar un altavoz mayor, que hará que el sonido tenga más "cuerpo". Los amplificadores de pequeña potencia, suelen ser baratos, y tener el altavoz pequeño. Eso limita la respuesta en graves, y hace que normalmente tengan un sonido más chillón que el de amplificadores de mayor tamaño.

Las cajas en las que van montados los altavoces, por lo general están abiertas por la parte trasera. En el caso de los amplis pequeños, suele ser interesante cerrar la caja por atrás, para conseguir más graves (otra opción es pegar la parte trasera a la pared)

De todas formas todos los amplis tienen su aplicación en los estudios de grabación, y puedes encontrarte fácilmente con grabaciones de "guitarrones" en las que se usó un "amplificadorillo". Como comentaba, últimamente han salido al mercado un montón de amplis pequeñitos de transistores que te servirán perfectamente para practicar en casa. El tamaño del altavoz de estos amplificadores va desde las 6" (pulgadas) hasta las 10".

Por algo más de dinero, existen también amplificadores de 5W a válvulas que suenan tremendos. Y no te dejes engañar por los 5W. Puedes estar seguro de que no lo pondrás a tope sin molestar al vecino que vive dos pisos más abajo.

Una alternativa a los amplificadores de tamaño pequeño son los multiefectos que simulan amplificadores. Este tipo de equipos se pueden enchufar a una cadena musical o al ordenador, y suenan realmente bien, (para mi gusto mejor que la mayoría de los amplificadores de transistores pequeños). Tienen además la ventaja de que incorporan efectos, con lo que puedes conseguir muchos sonidos distintos. Tienen el inconveniente de que debes tener otro aparato al que conectarlos.

Line 6, Behringer, Zoom o Digitech son algunas de las marcas que fabrican este tipo de equipos, en el rango de precios de los 60-90 euros. El "POD" de Line6 o el "V-AMP" (la versión barata de Behringher) son los chismes de referencia, aunque hay muchos más.

Finalmente, desde hace poco tienes amplis que son la mezcla de todas estas cosas, y que en mi opinión son la mejor opción para alguien que empieza: amplificadores pequeños, que integran los multiefectos de emulación, junto con una etapa de potencia y un altavoz. Son una alternativa muy interesante y muy bien de precio. Además es habitual que incluyan conexión USB al ordenador para grabar. En definitiva, son como digo la mejor opción para alguien que empieza y que sólo va a tocar en casa. Roland Cube y Fender Mustang son los modelos de referencia.

Si vas a tocar en casa y en un local de ensayo la cosa se complica. Si tocas sólo con otro amigo no hay problema... Pero si tocas con todo un grupo (bajo y batería) Necesitarás potencia suficiente para oírte. Y si además hay otro guitarrista... Jo jo jo... Si hay otro guitarrista prepárate...Subirás el volumen para oírte por encima del bajo y la batería, y eso hará que el otro guitarrista no se oiga, así que él también subirá su volumen, y entonces el que no se oirá será el bajista, que subirá su volumen... Resultado: todos sordos y el vecindario contento.

Moderación, pequeño saltamontes. La clave es moderación...

Bueno, el caso es que aproximadamente necesitarás 40W-50W de transistores, o 15-20W de válvulas para oírte bien con todo un grupo. Normalmente estos amplificadores tendrán altavoces de 12" (pulgadas).

Cuanta más potencia, mejor. Pero también más peso. Así que para mover el ampli, peor.

En función de lo que tengas que trasladar el ampli, lo fuerte que estés, lo alto que toquen tus colegas, la potencia de sus amplis y sobre todo su sentido de "grupo", necesitarás más o menos potencia en tu ampli... Tú decides.

Los precios andarán en esta gama a partir de los 180 euros. Tienes de muchas marcas a elegir... Marshall, Line6, Blackstar, Laney... Si te decides por un ampli de válvulas, los precios ya se moverán fácilmente por encima de los 250 euros.

 

 

En un local de ensayo Finalmente, si sólo vas a usar el ampli en el local de ensayo, y no vas a cargar habitualmente con el ampli para arriba y para abajo, te puedes decidir ya por uno de tamaño grande, con dos altavoces de 12". Desde poco más de 200 euros tienes ya por ejemplo el Fender FM212R, de 100W (mucha más potencia de la que nunca vas a necesitar), que calidad-precio está bastante bien. A partir de ahí, todo depende de tu presupuesto.

Si te llega la pasta, y no lo vas a mover mucho, siempre puedes comprar un ampli en formato cabezal + bafle. Y lo ideal, si te llega la pasta, es tener un bafle en el local de ensayo, otro en casa, y trasladar sólo el cabezal…

De todas formas, lo más habitual sigue siendo pillarse un un combo de tamaño medio. Los Hot Rod de Fender y los DSL de Marshall suelen estar entre los más populares.

 

La última opción a tener en cuenta, son los mini-cabezales que han aparecido recientemente en el mercado. Suelen tener potencias sobre los 15W, que son potencias adecuadas para ensayar, aunque quizás un poco cortos para tocar en un directo.  Tienen la ventaja de ser ligeros y fáciles de mover, y si tienes un altavoz en casa y otro en el local de ensayo: miel sobre ojuelas...

{loadposition publi_teoria}

×